Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

NUESTRO MÉTODO

El secreto de Valderrama reside en atrapar y embotellar el espíritu del campo en un abrir y cerrar de ojos: en menos de una hora.

El proceso empieza saliendo al campo y recolectando la aceituna en su punto óptimo de maduración.

Inmediatamente, en unos diez minutos, la aceituna recién cosechada se deposita en la almazara, que no por casualidad se encuentra en los olivares.

Tras la limpieza en jacuzzi, para evitar que se rompa el fruto con la consiguiente pérdida de polifenoles, tienen lugar en unos minutos la molienda, el batido y la extracción del aceite en frío, siempre a una temperatura por debajo de los 19 grados.

Se trata de un proceso mecanizado. Por cada nueve kilos de aceituna se obtiene, aproximadamente, un litro de aceite sin filtrar. El primer aceite, el más puro y fresco, que pasa a un sistema de decantación natural.

Todo este proceso podría completarse en sólo tres cuartos de hora. En la bodega climatizada, el aceite reposa en una atmósfera inerte de nitrógeno para evitar la oxidación hasta el momento del embotellado, que se realiza sólo bajo pedido.

Haz click a continuación, para visualizar como Valderrama hace el Aceite de Oliva: